Tag Archives: Crítica

Review: Aniquilación – Alex Garland reinventa la ciencia ficción

Por María Belén Izurieta

Tanto se criticaba a Netflix porque sus producciones no eran tan buenas que digamos. Pero al saber que se contaba con un Alex Garland (director de Ex Machina) al frente, todo era posible. La más reciente película de este talentoso director se trata de una adaptación del libro del mismo nombre escrito por el estadounidense Jeff VanderMeer.

Mala suerte tuvimos si contamos con el hecho de que esta película sea llamada tan “inteligente” y “confusa” como para ser estrenada en el cine (ya sabemos que hay mucha gente a la que le gusta ir al cine para hacer cualquier cosa que no sea pensar), por lo que Paramount Pictures – la encargada de todo esto – decidió estrenarla en Estados Unidos bajo una limitadísima cantidad de funciones y dejarle los derechos de distribución internacional a Netflix. Una pena, porque el espectáculo que resulta este largometraje merecía ser visto en la pantalla grande.

Review: Black Panther – La “diversidad” llega a Marvel

Por Julio Fernando Navas

Incluso si pretendemos por un segundo que Black Panther del director Ryan Coogler (Creed, 2015) es la película “innovadora” – por el hecho que casi todo el reparto está compuesto de actores negros; ¡cuánta diversidad! – que nos quieren hacer creer que es, no deja de ser un filme que se rige bajo las mismas reglas de otras historias de origen.

Y es que además de ser el equivalente de Wonder Woman (Patty Jenkins, 2017) del Universo Cinematográfico de Marvel desde una perspectiva políticamente correcta, el primer film protagonizado por un héroe de color en casi catorce años va a lugares interesantes y nos introduce a un mundo llamativo como lo es Wakanda. Pero es difícil seducirse por una película que padece de los mismos problemas de las otras realizaciones de Marvel, como una estructura narrativa previsible, alta dependencia de efectos visuales y, a pesar de todo lo que se ha dicho, un villano que no deslumbra.

Review: Tres anuncios por un crimen – Discurso contra el odio

Por Julio Fernando Navas

Los hermanos McDonagh – son como el equivalente británico-irlandés de los Hermanos Coen – han venido haciendo cine por separado desde hace casi una década. Pero no ha sido sino hasta ahora que su nombre ha adquirido prominencia. Martin, el menor de los hermanos y un respetado dramaturgo en Irlanda, es el responsable de Tres anuncios por un crimen. Quizás, una de las películas más moralmente esenciales desde Historia americana X (Tony Kaye, 1998).

Después de trabajos notables que pasaron medio desapercibidos como En Brujas y Siete psicópatas, McDonagh colabora por primera vez con una soberbia Frances McDormand y se vuelve a reunir con Sam Rockwell y Woody Harrelson para una comedia negra que no sólo aborda temas como la división racial en América, sino también con la importancia del perdón.

Review: The Cloverfield Paradox – Basta de universos pobremente construidos

Por Julio Fernando Navas

Todos quieren un universo cinematográfico, incluso si es a costa de hacer cine de la forma más cómoda y holgazana posible con tal de crear vínculos donde no los hay. Así nace The Cloverfield Paradox del director Julius Onah, la innecesaria tercera entrega que poco o nada tiene que ver con Cloverfield.

Netflix, aprovechando los lujos que puede darse, reveló el trailer de la película el mismo día de su estreno. Pero lo que comenzó como entusiasmo hacia una nueva película del universo de Cloverfield, pronto, casi en tiempo récord, se convirtió en una completa decepción. The Cloverfield Paradox es lo peor que se ha visto hasta ahora este año.

Review: Paris puede esperar – El talento no se hereda

Por Julio Fernando Navas

Después de acompañar a su señor esposo, Francis Ford Coppola, documentado el proceso de filmación de sus películas a lo largo de su inmortal carrera, la documentalista Eleanor Coppola a sus 81 años se pone detrás de cámaras para su primera ficción con Paris puede esperar. Y vaya que estar en el plato de Apocalipsis ahora – y algunos otros clásicos del legendario cineasta – no sirvió de mucho.

Aun cuando esta comedia con pequeños destellos dramáticos se despliega de forma muy juguetona, en el fondo hay un cinismo que probablemente dice mucho de la vida personal de su directora, ya que a fin de cuentas Paris puede esperar parece el autorretrato de una mujer solitaria y desocupada con tiempo de sobra en Europa.

Review: madre! – El calvario artístico de Aronofsky

Por Julio Fernando Navas

Darren Aronofsky ha regresado y lo hace con su película más personal, alegórica y divisiva hasta el día de hoy. Y es que después del fracaso crítico y comercial de Noé, su primer blockbuster, eso es justo lo que necesitaba. Su nueva película, madre!, es un asalto a todos los sentidos.

Estrenada en el marco del Festival Internacional de Venecia frente a una respuesta mixta, madre! es la pieza que consolida a Aronofsky como un verdadero provocador. Ya sea para bien o para mal (la película sostiene un insensato “F” de desaprobación en Cinemascore, la Rotten Tomatoes del público), mother! será sin lugar a dudas una de las películas más discutas del año y probablemente de la filmografía de su director.

Review: Voraz

Por Julio Fernando Navas

Cuando Voraz, el primer largometraje de la cineasta francesa Julia Ducornau, llegó al Festival Internacional de Toronto, causó una impresión tan “fuerte” entre los asistentes de la proyección que una ambulancia tuvo que ser llamada al lugar porque se reportaron desmayos.

Con la película finalmente en cartelera — también se encuentra disponible en Netflix — es posible comprobar que lo que “aconteció” en el festival no fue más que una jugarreta de mercadotecnia diseñada para recoger interés. No obstante, Voraz merece un espacio dentro de la Nueva Ola de Horror Francesa, aun cuando la violencia es gratuita, raya al exceso y la premisa queda expuesta al ridículo

Review: Dunquerke – Heroísmo colectivo, personajes olvidables

Por Julio Fernando Navas

Incluso cuando el género bélico carece de un número significativo de exponentes notables, sólo basta con echar un vistazo a las películas que corresponden al mismo para preguntarnos qué resta por ser añadido, o si en realidad hay algo por agregar. Ciertamente ninguna película puede aspirar a alcanzar la visceralidad de Salvando al soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998) o ese sinsentido que se ve en Zona de miedo (Kathryn Bigelow, 2009).

Entre estos dos polos, por así decirlo, se encuentra Dunquerke, la primera incursión de Christopher Nolan dentro del género y su cuarto trabajo en solitario como escritor, el cual dicho sea de paso resulta como el más penoso. Nolan merece crédito por meterse en camisa de once varas, otra vez, pero Dunquerke se siente como un pretexto suyo por codearse con los grandes cineastas que han logrado dejar una marca.

Review: Spider-Man: Homecoming

Por Julio Fernando Navas

Quince años después del estreno de una de las precursoras más importantes del género de superhéroes (se entiende que se habla de la añorada Spider-Man de Sam Raimi, 2002) llega Spider-Man: Homecoming, un film que no sólo aborda uno de los arcos argumentales más importantes del personaje tratado en las historietas, sino que también simboliza el regreso (¿parcial?) del arácnido a la factoría de Marvel Studios.

Con Jon Watts (Cop Car, 2015) a cargo de la dirección, Homecoming logra distanciarse de la trilogía de Raimi y las dos entregas posteriores de Marc Webb (The Amazing Spider-Man y su estrepitosa continuación) para brindar una aventura fresca y jovial. A esta altura puede que estemos abombados entre tantas adaptaciones del mismo personaje dentro de un marco reducido de tiempo, pero Homecoming es una pieza que encaja orgánicamente en el rompecabezas que se ha convertido este universo cinematográfico.

Review: Wonder Woman – Una leve mejora, pero nada maravillosa

Por Julio Fernando Navas

De no haber llegado en un momento de suma corrección política lo más probable era que Wonder Woman sea otro fracaso del apresuradamente ensamblado DCEU. Pero aquí estamos, frente a una película con uno que otro hallazgo que hizo lo que Batman V Superman: Dawn of Justice (Zack Snyder, 2016) y Suicide Squad (David Ayer, 2016) no pudieron, además de acaparar buenas críticas.

Aunque el alto porcentaje que actualmente sostiene en Rotten Tomatoes es bastante engañoso — la crítica se arrodilla ante cualquier película “progresista” que confronte directamente discriminaciones sociales como misoginia, homofobia, etc. —, el tramo introductorio está lo suficientemente bien ejecutado como para disimular un último acto que repite los excesos de las otras dos películas.

Review: Colosal – El monstruo en nuestro interior

Por Julio Fernando Navas

Pensada como una mofa hacia la grandilocuencia de películas de criaturas gigantes al más puro estilo de Godzilla (cualquiera de ellas) y Titanes del Pacífico (Guillermo del Toro, 2013) llega la singularmente bizarra Colosal, un engañoso retrato sobre la violencia de género empaquetado en la envoltura de una comedia.

Por cómo la película fue promocionada es como si se hubiese invitado al público para que vea cómo se despliega una premisa tan extraña (una mujer es capaz de controlar a un kaiju que está al otro lado del planeta) sólo para obligarlo a ver un drama sobre la violencia y el control que el hombre ejerce sobre la mujer. Y ese no es el problema. El problema es cómo su director, Nacho Vigalondo (Cronocrímenes), sugiere una resolución para las relaciones tóxicas celebrando el empoderamiento femenino de una manera incorrecta.

Review: Alien: Covenant – Ridley Scott Arruina su Legado

Por Julio Fernando Navas

A sus 79 años de edad, el legendario Ridley Scott regresa al universo de su clásico de 1979, Alien, sólo para volver a hacer la misma película pero con menor eficacia. Alien: Covenant, la nueva incursión espacial del director y la tan ansiada continuación de Prometheus (2012) sólo se siente como una excusa para levantar un nuevo universo interconectado.

Si había demanda por una continuación de Prometheus no era porque se querían 3 películas más, como 20th Century Fox tiene en mente, sino porque la pseudo-precuela del 2012 no atendió todas las interrogantes que Alien había sembrado hace casi cuatro décadas. Ahora el problema se duplica ya que Covenant ha hecho lo mismo.