Liam Neeson arrastra público hasta en medio de una pandemia.

En su segunda semana en cartelera, el nuevo thriller estelarizado por Liam Neeson, The Marksman, se aseguró su permanencia como la película más taquillera en Norteamérica.

Con el 50% de las salas de cine de Estados Unidos y Canadá funcionando bajo medidas de bioseguridad (con aforo reducido a la mitad), la nueva película de Robert Lorenz, uno de los productores predilectos de Clint Eastwood, hizo $2.1 millones de dólares de su proyección en 2,000 salas para un gran total de $6 millones de dólares.

Si bien en cualquier otra circunstancia serían cifras preocupantes, sobre todo al tratarse de un thriller con Neeson en el protagónico, los números de The Marskman no son malos si se considera que Wonder Woman 1984, una película con muchos más marketing, hizo $16 millones en su semana estreno.

Por debajo de la película distribuida por Open Road Films se encuentra la secuela animada de Dreamworks, Los Croods 2: una nueva era, la cual, gracias a lo recaudado por el PVOD (premium video on demand), ya lleva $41 millones de dólares en Norteamérica.