La maldición continúa: Primeras críticas de ‘Tomb Raider’ son negativas

A diferencia de lo que ocurre con la literatura, los videojuegos parecen simplemente inadaptables al cine. Desde Resident Evil (Paul W.S. Anderson, 2001) hasta Warcraft (Duncan Jones, 2016) y Assassin’s Creed (Justin Kurzel, 2016). Todas las películas inspiradas en juegos de vídeo han fracasado y la más reciente adaptación de uno, Tomb Raider, se una a la larga lista prolongando así la “maldición” que reina sobre la relación entre los juegos y el cine.

Con su estreno programado para este fin de semana, Tomb Raider del director Roar Uthaug (The Wave, 2014) acumula un 49% de desaprobación en Rotten Tomatoes, con el consenso del sitio asegurando que: «(Tomb Raider) reinicia la franquicia con un aproximamiento más realista y una estrella (Alicia Vikander) que está a la altura del reto – ninguna de las cuales sirven a una historia de origen que carece de inspiración».

Es tan probable que el porcentaje de aceptación crítica suba como baje, y pese a que por ahora podríamos decir que Tomb Raider no es una catástrofe de la magnitud de Warcraft o Assassin’s Creed, sigue siendo un fracaso considerando que se tenía a un director capaz y una buena actriz en el protagónico como lo es Vikander.

Las dos anteriores películas de Lara Croft protagonizadas por Angelina Jolie entre el 2001 y 2003 recaudaron en taquilla más de $400 millones de dólares en todo el mundo. Si este reboot se acerca a esa cifra por su cuenta – y recupera los $90 millones de dólares que se invirtieron para su presupuesto –, es probable que no sea lo último que veamos de la arqueóloga más famosa de los videojuegos en el cine.

Podría interesarte