Ranking de Todas las Películas de Marvel, Ordenadas de la Peor a la Mejor

The Avengers

Nota: el artículo se actualizará con cada estreno de Marvel.

Es difícil decir que Marvel alguna vez con su cuidadosamente construido Universo Cinematográfico, como se diría vulgarmente, haya metido la pata. Las realizaciones del estudio, incluso las más decepcionantes, han logrado salirse con la suya al ser películas realmente divertidas y entretenidas (sí, incluso Iron Man 2), por lo que no sé si el título de éste artículo deba tener la palabra ¨peor¨ en él, pero creo que es la que mejor se ajusta a lo que quiero dar a entender.

Como antesala al estreno de Avengers: Age of Ultron éste 3o de Abril en toda Latinoamérica, hemos decdidio ordenar todas las producciones del estudio, desde las más decepcionantes hasta las mejores, es decir, la mayoría. A continuación nuestro listado.

13. Thor: The Dark World

Thor: The Dark World

Lejos, Thor: The Dark World es mi película menos preferida del Universo Cinematográfico del estudio, y puede que todo se deba a lo divertida que su antecesora, Thor, fue en el 2011. Al cargo de la dirección estaba Alan Taylor, quien en ése entonces sólo había dirigido un par de episodios de series de televisión como Game of Thrones, por lo que la transición de televisión a un blockbuster de Marvel fue evidentemente complicada para alguien sin experiencia como él. A pesar de todo, The Dark World no es un fracaso. La película cuenta con más de un momento entretenido (Thor poniendo su Mjolnir en el colgador de abrigos; el cameo de Capitán América; el Malekith cayendo de la azotea del edificio) y le dio más protagonismo al favorito de todos: Loki.


12. Iron Man 2

Iron Man 2

Iron Man 2 es la definición de una película que no se toma enserio a sí misma. ¿Prueba de ello? La ridícula fiesta de Tony Stark en su etapa de crisis o su visita a una tienda de donas donde mantiene una charla con Nick Fury sobre su futuro con la organización. Es inevitable preguntarse qué pudo haber salido mal, puesto que Jon Favrau no sólo estaba de regreso como director, sino que contaba con un elenco más completo que el de la primera película (reemplacen a Jeff Bridges con Mickey Rourke, a Terrence Howard con Don Cheadle, y luego añadan a la ecuación a Scarlett Johansson y a Sam Rockwell). Iron Man 2 es lo más cerca que Marvel ha estado de fracasar, pero no hay nada que el carisma y encanto de Robert Downey Jr. no pueda arreglar.


11. The Incredible Hulk

The Incredible Hulk

Dentro del universo Marvel, Hulk debe ser uno de los personajes peor caracterizados. De todos Los Vengadores, es el único en haber sido interpretado por tres actores: Eric Bana en Hulk de Ang Lee, por Mark Ruffalo en The Avengers, y por Edward Norton en The Incredible Hulk, de la cual vamos a hablar a continuación.

Norton es un actor extremadamente talentoso pero difícil con quien trabajar. De acuerdo a Tim Roth, quien interpretó a Abominación en el film, Norton re-escribía el guión todos los días (no recibió el crédito por ello), lo cual pudo haber derivado el problema más grande que aqueja a la película. Me agrada cómo se explora el conflicto interno de Banner con su otro yo y la referencia al clásico atuendo púrpura del personaje, pero The Incredible Hulk carece de la esencia de las demás producciones del estudio.


10. Iron Man 3

Iron Man 3

Después del ligero fracaso de Iron Man 2, Marvel decidió que Jon Favreau ya no era su director de confianza, por lo que para Iron Man 3 (el primer lanzamiento del estudio desde The Avengers) contrataron a Shane Black, quien ya tuvo la oportunidad de trabajar con Robert Downey Jr. en la comedia del 2005, Kiss Kiss Bang Bang, y no solo eso, accedieron a que el film tenga lo que hoy en día se conoce un infame giro.

La flaqueza más grande de todas, y digo todas, las producciones de Marvel, son sus villanos de turno. Ninguno es realmente amenazante y me atrevo a decir que son bastante amigables, no por nada Loki, el supuesto antagonista de The Avengers, se ha convertido en uno de los personajes con mayor seguimiento del universo del estudio.

Con El Mandarín (Ben Kingsley), Iron Man 3 parecía que iba a marcar la diferencia, pero lo único que dio fue una enorme bofetada a los lectores del cómic. El Mandarín es la némesis más grande de Iron Man, por lo que cuando descubrimos que su iteración en la película es un actor de tercera que pretende ser un terrorista, la decepción es grande, pero, y es el gran pero, la pregunta debería ser, ¿qué tan bien fue sobrellevado el controversial giro? Pues yo diría que muy bien, y todo es gracias a Guy Pearce. Sí, El Mandarín debe ser la mentira más grande que Marvel nos ha contado, pero el giro funciona debido a lo bueno que es Pearce bajo el rol del ¨verdadero Mandarín¨, por más ridículo que suene.

Dejando de lado al Mandarín, Iron Man 3 finalmente explora a fondo la relación entre Tony y Pepper y le brinda a Rhodes más protagonismo, por lo que honestamente no puedo quejarme. ¿Fue la película que esperaba? No, pero fue mejor que Iron Man 2, y eso me satisface.


 9. Captain America: The First Avenger

Captain America The First Avenger

Como dice el dicho: perro que ladra, no muerde. Y Red Skull es uno de ellos. Podría redactar todo un artículo sobre los fallidos villanos del Universo Cinematográfico de Marvel, pero si hay uno que se destaca por ser el peor, ése es Red Skull, lo cual es una lastima porque Hugh Weaving es un fenomenal actor, inutilizado en Captain America: The First Avenger.

Entiendo que al ser la historia de origen del co-líder de la agrupación (Chris Evans no se convertiría realmente en el personaje sino hasta en su continuación, The Winter Soldier) por obligación, el film tendría que enfocarse en su personaje principal, pero eso no quiere decir que Red Skull tenga que ser relegado a ser un personaje secundario. The First Avenger le dedica minutos de más al estudio de la transformación de Steve Rogers de un muchacho normal a un supersoldado que a las motivaciones de Red Skull, obsesionado con el Tesseract, artefacto del cual hasta el día de hoy conocemos muy poco. Además, el guión de Christopher Markus y Stephen McFeely es más devoto a armar todo un preámbulo hasta la revelación del aspecto de Red Skull en vez de trabajar más al personaje o al tan codiciado Tesseract.


8. Thor

Thor

La historia de dos hermanos (en este caso, hermanastros) enemistados a causa del poder ha sido una que se ha representando cientos de veces en el cine, pero no fue sino hasta Thor, del director Kenneth Brannagh, que se exploró el tema dentro del contexto mitológico de una película de superhéroes.

La película presenta el balance perfecto de humor que toda producción de Marvel debería tener, y digo esto porque con los ejemplos de Iron Man 2 y The Dark World, al estudio aveces se le puede ir la mano.


7. Ant-Man

Ant-Man

Ant-Man pasó de ser una de las películas más anticipadas de Marvel (el envolvimiento de Edgar Wright en la posición de director tuvo mucho que ver con esto) a una lanzamiento casi perdido que tenía la responsabilidad de no sólo preceder la magnitud de Avengers: Age of Ultron, sino también cerrar la Segunda Fase del Universo Cinematográfico del estudio.

Después de perder a Wright por diferencias creativas y fijar a Peyton Reed como el nuevo director (aun así Wright recibió crédito por el guión), el interés por la película decayó, aunque es probable que eso era lo que necesitaba. Sin tanta expectativa, Ant-Man se transformó en una de las películas más bizarras e imaginativas del estudio. Claro que no está absuelta de las características falencias de una película del MCU, particularmente por su villano, Jellowjacket, pero no por eso Ant-Man deja de ser una película astuta con la que el estudio experimenta con géneros. En este caso: una película de atraco.


6. Guardians of the Galaxy

Guardians of the Galaxy

Hasta el día de hoy he sostenido que Guardians of the Galaxy fue una película experimental. Ninguno de los cinco héroes del film se acerca a gozar de la popularidad de otros personajes del estudio como Iron Man, Thor, Hulk, o Capitán América, por lo que Marvel le jugó a la suerte confiándole un presupuesto de casi $200 millones de dólares a una película sin héroes o actores conocidos capaces de atraer a grandes audiencias.

El resultado: Guardians no sólo es una de las películas que mejor ha sido aceptada por la crítica dentro del universo de Marvel, logró superar en recaudación a la película de un héroe ya establecido como Capitán América.


5. Avengers: Age of Ultron

Avengers Age of Ultron

Para Avengers: Age of Ultron, el director Joss Whedon fue todo oídos. El resultado fue una película que reparó las flaquezas de su antecesora. Aun así, la respuesta fue tibia en comparación a la misma y ocasionó la ruptura laboral entre el director y el estudio. Age of Ultron no es una película perfecta. Es hasta cierto punto un tanto olvidable para lo grandilocuente que son las apuestas, pero no se puede desestimar el fan service que Whedon ofrece aquí.


4. Iron Man

Iron Man 3

Marvel ha cosechado su éxito en base a decisiones descabelladas. Confiarle tanto presupuesto a Guardians fue una de ellas, pero la peor mejor decisión que pudieron haber tomado fue fijar a Robert Downey Jr. para el rol de Iron Man en el 2008. En ése entonces Downey Jr. venía de una larga y difícil lucha contra su adicción a las drogas y al alcohol, pero lo que Marvel vio en él no solo terminó con la sequía de su carrera, sino también por salvar su vida.

Robert Downey Jr. es una verdadera superestrella, y la línea entre estar fuera o dentro de personaje cada vez es menos visible porque él se ha adueñado de Tony Stark fuera de cámara.

Si Iron Man hubiese fracasado es imposible saber si el estudio aún hubiese tenido entre sus planes el ensamble de su Universo Cinematográfico, o si la mala fama de Downey Jr. hubiese sido la causante de dicho potencial fracaso, ¿cómo hubiese repercutido? ¿Se hubiese buscado a un nuevo actor? Es probable.

Iron Man es la película más importante que Marvel ha producido porque reveló que el estudio no solo iba en buen camino, sino que había creado a la estrella que sería la cara más representativa de la franquicia.


3. The Avengers

The Avengers

The Avengers iba a ser una película complicada. No sólo sería la primera producción en reunir a más de un superhéroe, sino que tendría que introducir a otros como Hawkeye (seamos honestos, su intermitente cameo de dos minutos en Thor no sirvió de nada), la nueva iteración de Hulk interpretada magníficamente por Mark Ruffalo, y establecer a Thanos como el villano más grande de la franquicia.

Lejos, The Avengers es una de las películas más completas de Marvel. Combinen el tipo de humor de Thor con la acción que caracteriza a un blockbuster de $250 millones de dólares, y éste es el resultado.

La storyline de la conflictiva relación entre los miembros de la agrupación está bastante trillada (se suponía que Loki era el antagonista, pero es un villano tan carismático y relacionable que es difícil odiarlo por el rencor que alimenta su odio), pero la película termina siendo una conjunción de los mejores elementos que caracterizan a sus personajes.


2. Captain America: The Winter Soldier

Captain America: The Winter Soldier

Ser diferente no es particularmente malo, a menos que seas The Incredible Hulk. Si hay un film que se distancia de una buena manera de la esencia del estudio ésa es Captain America: The Winter Soldier, la mejor continuación que Marvel ha producido, y es que no había algo tan difícil de superar después de Iron Man 2 o The Dark World. Puede que esté siendo algo injusto con ambas películas, pero para lo que fueron sus antecesoras, son dos de las más decepcionantes entregas que Marvel ha lanzado.

The Winter Soldier es lo mejor que Marvel ha hecho por varias razones: la evolución de Chris Evans al Capitán América que estábamos esperando; la mejor acción que el estudio ha ofrecido en alguna de sus producciones; el mejor villano en el Soldado Invernal probablemente desde el Obadiah Stane de Jeff Bridges; Black Widow tiene cosas que hacer; Robert Redford; y por último, es lo más cerca que una película de superhéroes pueda estar de ser un thriller político.

The Winter Soldier supo cómo ser diferente manteniendo el sello del estudio, y eso es lo que la hace la mejor realización de las diez hasta ahora.


1. Captain America: Civil War

Captain America Civil War

Captain America: Civil War, o Avengers 2.5, no sólo es la mejor entrega del MCU, sino también la más seria. Con los directores Joe y Anthony Russo de regreso, la película logró mantener los conceptos que habían hecho de The Winter Soldier la película más ambiciosa del estudio.

Espléndidamente escrita y bien dirigida, ésta adaptación de Civil War no se queda corta a su material de origen. Aun cuando el conflicto principal parece que es plato de segunda mesa, ésta es la trilogía de Capitán América, y los Russo lo saben perfectamente.