Review: Avengers: Infinity War – Marvel Studios logra lo impensado

Por Julio Fernando Navas

Si la historia le ha enseñado algo al cine de superhéroes es que películas sobrepobladas de personajes no funcionan. Si algo la historia nos ha enseñado a nosotros es que eso a las películas de superhéroes no les importa.

Con fracasos frescos en la memoria de otros filmes audazmente estúpidos que pretendieron hacer algo aun peor como dar punto de partida a diferentes franquicias – estoy hablando de The Amazing Spider-Man 2 (Marc Webb, 2014) y Batman V Superman: Dawn of Justice (Zack Snyder, 2016) –, Marvel Studios cosecha lo sembrado hace una década en Avengers: Infinity War. La duración se siente (es la más larga de todas hasta ahora), pero es admirable ver a los Hermanos Russo saliéndose con la suya con una película que, a pesar de romper algunos principios, funciona.

Con la intención de tener bajo su poder todas las Gemas del Infinito, Thanos (Josh Brolin), junto a sus secuaces que conforman la Orden Oscura, se propone a recolectar las gemas restantes para hacer uso de su Guantelete del Infinito. La Gema del Tiempo es resguardada por Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) en Nueva York mientras que Vision (Paul Bettany), quien vive casi bajo anonimato junto a Wanda (Elizabeth Olsen) en Escocia, tiene incrustada en su frente la Gema de la Mente. Al tanto de las intenciones de Thanos, Los Vengadores, aun fracturados desde los eventos de Civil War, trabajan en conjunto con los Guardianes de la Galaxia, T’Chala (Chadwick Boseman) y todo el reino de Wakanda para proteger las gemas del alcance de Thanos y evitar que extermine a la mitad de los habitantes de la Tierra.

Luego de aparecer en un puñado de películas y ser aludido en muchas otras, de entrada, los Russo se redimen con la primera escena haciendo de Thanos la fuerza indudablemente más poderosa que Los Vengadores han enfrentado. Si el MCU ha tenido un problema recurrente es por cómo construyen a sus villanos. Pero afortunadamente el Thanos de Josh Brolin no guarda concesiones con nadie y eso es obvio desde el inicio.

En el fondo, Infinity War es lo que Civil War fue incapaz de ser. La película tiene una gran abundancia de personajes y las apuestas son elevadas. Si en el pasado el MCU ha parecido timorato para deshacerse de sus personajes como acontece en las historietas, en Infiity War nadie está exento.

Ésta es la película más grandilocuente de Marvel Studios, lo cual no sólo se ve reflejado en su duración o en la cantidad personajes que aparecen en pantalla. A lo largo de los 237 minutos visitamos la Tierra, Wakanda y otro sinnúmero de planetas de donde Thanos pretende obtener las Gemas. Si bien ese ir y venir es un tanto agotador, es increíble que el resultado no haya sido un completo desastre parecido al de otra película que quizo hacer lo mismo con la esperanza de introducir a más de un personaje.

A continuación un spoiler menor

La muerte no es ajena al MCU, y aunque Infinity War parecía la oportunidad perfecta para que ésta toque la puerta de algunos personajes, la película se queda un tanto corta en ese apartado. No entraré en detalles, pero el hecho que Loki (Tom Hiddleston) ya haya “muerto” un par de veces antes es contraproducente con la primera escena de la película cuando Thanos lo asesina. Ya hemos visto desaparecer a Loki tantas veces que es difícil sentir algo a sabiendas que su regreso es factible.

Fin del spoiler

Emocionalmente hablando, Infinity War es la película mejor lograda del MCU. Como ha comentado Kevin Feige, este film y su continuación son el comienzo del fin para la agrupación original que conocimos de manos de Joss Whedon en el 2012, por lo que cada confrontación viene acompañada de una sensación distinta a la que estamos acostumbrados. Todos los personajes son prescindibles, y los Russo sacan el máximo provecho de aquello.

Aunque la película nos tiene pendulando de un lado a otro, todos los personajes (bueno, casi todos porque hay otros que no tienen mucho propósito como Falcon, War Machine, Bucky y el mismísimo Black Panther) tienen momentos para brillar. Desde el cumplidor Robert Downey Jr. bajo la armadura de Iron Man hasta Dave Bautista como Drax, quizás el personaje con las mejores líneas de la cinta.

Sin lugar a dudas Infinity War es la película más grande que Marvel Studios ha puesto a nuestro alcance, pero con casi veinte películas que le preceden, no importa cuántos personajes sean introducidos para refrescar las cosas, hay una pequeña sensación de que el MCU nos ha dado todo lo que tenía para ofrecer.

8.5/10

Podría interesarte