Todas las Películas de M. Night Shyamalan, Ordenadas de la Peor a la Mejor

M. Night Shyamalan

Por Julio Fernando Navas
Nota del Editor: No se incluyen sus dos primeras películas, Praying with Anger y Wide Awake.

¿Qué le sucedió a M. Night Shyamalan? es la pregunta que todos se hacen. El director, alguna vez considerado como el “siguiente Steven Spielberg“, pasó de ser una joven promesa a un nombre que automáticamente generaba (es probable que todavía lo haga) rechazo. Quizás aun más que sus notorios giros de tuerca.

Somos pocos los que defendemos al director, pero es innegable que en su filmografía se encuentran trabajos de una factura que le pertenecen a un cineasta que alguna vez supo hacer uso de su talento. Desde la emocionante The Sixth Sense hasta la risible The Happening, a continuación le echamos un profundo vistazo a la carrera fílmica de Shyamalan, ordenando todas sus películas, desde la peor hasta la mejor.

9. The Last Airbender (2010)

The Last Airbender

Concluir cuál es la peor película de M. Night Shyamalan es tan difícil como defenderlo de sus detractores. The Last Airbender no ocupa el último lugar de esta lista por ser una película mal escrita y terriblemente actuada, sino por desaprovechar un material de origen del cual pudo haberse formado una potencial franquicia.

Si pensábamos que Shyamalan había tocado fondo, esta adaptación probó lo contrario, si es que eso aún era posible.


8. After Earth (2013)

After Earth

Para ser justos con Shyamalan, After Earth, su desastroso regreso a la ciencia ficción, no es totalmente su culpa. Desde su concepción el film fue un proyecto fallido. Originalmente pensada como un drama centrado en la historia de supervivencia de un padre y su hijo, la historia fue alterada para acomodarse a un futuro distópico, el cual obliga a los humanos a abandonar la Tierra.

Al ser una idea original de Will Smith, se sabe que el actor fue el director virtual del film (no fue acreditado), no Shyamalan. Smith se encargó de dirigir a su hijo y la puesta en escena, mientras que Shyamalan se limitó a escoger planos y componer las tomas.

Indudablemente, Shyamalan tiene películas mediocres en su filmografía, pero After Earth no se siente como una película mediocre suya.


7. Signs (2002)

Signs

Los quince primeros minutos de Signs revelan que Shyamalan es un buen estudiado del maestro del suspense, Alfred Hitchcock, pero pasada esa marca de tiempo, el misterio se revela a secas, y el film pierde todo su efecto e intriga.

Signs es uno de los trabajos más apreciados de Shyamalan (sostiene un reluciente 74% de aprobación en Rotten Tomatoes), y es evidente que los primeros minutos son los mejores, pero la película siempre sugiere que habrá un gran giro al final, pero eso nunca se sucita y sólo tenemos que conformamos con alienígenas que le temen al agua y un final que, personalmente, me hizo desear que haya un giro sin importar lo estúpido que fuera.


6. The Happening (2008)

The Happening

Técnicamente The Happening es de las dos peores películas de Shyamalan, pero es una de las más disfrutables de todas. Un verdadero guilty pleasure. La definición de una película tan mala que es buena. Una entrega de cine B protagonizada por un actor como Mark Wahlberg en el peor rol de su carrera.

El film sigue a un profesor de ciencias mientras escapa junto a su esposa (Zooey Deschanel) y la hija de su mejor amigo de un letal virus esparcido por… plantas. Y eso no es todo. El virus obliga a las personas a cometer suicidio de la forma más (inintencionalmente) hilarante posible.

Ya se sabía que Shyamalan había perdido el toque, pero nadie estaba preparado para el desastre que sería The Happening. Sin embargo, puede que sea la primera comedia no intencional en el currículum del director.


5. Lady in the Water (2006)

Lady in the Water

Para cuando Lady in the Water llegó a los cines en 2006, Shyamalan aún se encontraba en una etapa donde creía que todas sus ideas — por más estúpidas que fueran, como la de una ninfa rescatada por un fontanero de criaturas mitológicas — eran buenas. El director se halló en el ojo de la tormenta por el notorio giro de su anterior film, The Village, por lo que su respuesta a las críticas fue tener a un personaje como crítico de cine para darse el placer de hacer que un lobo lo despedace. Lo que Shyamalan no sabía era que los críticos apenas estaban comenzando.

Inspirada en un cuento para niños escrito por el propio Shyamalan (el libro salió a la venta el mismo día del estreno de la película), Lady in the Water es la clase de película que le hizo preguntarse a todos qué demonios le ocurría a su director.


4. The Visit (2015)

The Visit

Después de tocar fondo de mano de Will Smith, Shyamalan nos dio una grata e inesperada sorpresa el año anterior con su modesto found footage, The Visit. Financiada con apenas $5 millones de dólares (a esa altura ningún estudio confiaba en él), Shyamalan reconoce sus errores como director y se reconcilia con el público en la forma de una película que aterra tanto como entretiene mientras sigue la estadía de dos hermanos en la casa de sus escalofriantes abuelos.

The Visit no está a la altura de los mejores trabajos de Shyamalan, pero es una película que indica que el director aún tiene algo que decir, incluso si es por medio de found footage.


3. The Village (2004)

The Village

Para muchos, The Village es dónde empezó el declive de Shyamalan como director. La gota que derramó el vaso de agua. Sin embargo, las personas han satanizado exageradamente una película bien actuada y perfectamente ambientada en el siglo XIX, la cual además demuestra lo bien que Shyamalan manipula o el suspense, o como tuvo que haberlo hecho en Signs.

The Village es la gota que derramó el vaso por no cualquier giro, sino EL GIRO. Si hay un giro que es infame en cualquiera de las películas de Shyamalan, es éste. Y lo peor de todo es que el giro no es malo. Es un giro que se bien acaba con la magia de la película, es lógico.

Insisto, las personas pueden decepcionarse por cómo concluye The Village, pero no por eso deja de ser una de las mejores películas que Shyamalan ha dirigido en su carrera.


2. Unbreakable (2000)

Unbreakable

Antes de The Dark Knight ya había una película de superhéroes establecida en el mundo real: Unbreakable. Cuando Bruce Willis aún tenía pasión por la actuación y cuando las películas de Shyamalan eran tan buenas que las personas querían ver secuelas.

En ésta, su cuarta película, Willis interpreta a un guardia de seguridad que descubre que es “inquebrantable”. Samuel L. Jackson caracteriza a su contraparte, un aficionado a los cómics postrado a una silla de ruedas. Pronto, ambos descubren que su destino está más ligado de lo que creen.

Todos van a coincidir que The Sixth Sense es la mejor película de Shyamalan, y no están equivocados, pero si hay un universo al que quieren regresar, es al de Unbreakable, la pionera invisible del género superhéroe.


1. The Sixth Sense (1999)

The Sixth Sense

La obvia número uno y la única razón por la que algunos aún ponen sus manos al fuego por Shyamalan. Para cuando The Sixth Sense llegó a los cines en 1999, las reacciones habían sido tales, y el giro tan increíblemente inesperado, que ya veían al “siguiente Steven Spielberg” en Shyamalan. Suena descabellado, pero cuando se revisita The Sixth Sense, estamos viendo a un director con una noción casi perfecta de lo que es orquestar suspenso.

Para una película fantasmagórica, la humanidad de las actuaciones es lo que le da peso dramático a la historia. The Sixth Sense es un clásico, y es probable que Shyamalan nunca más vuelva a dirigir algo así.