Las 5 Sorpresas Más Grandes de las Nominaciones al Oscar 2017

Si bien las catorce nominaciones de La La Land (ahora sostiene el récord junto a All About Eve y Titanic) dieron de qué hablar después de anunciadas las nominaciones al Oscar 2017, entre inclusiones impensadas y ausencias llamativas, se suscitaron varias sorpresas. A continuación repasamos las cinco más grandes de ellas.

La banda sonora de Passengers por encima de la de Arrival

A pesar de ser uno de los fracasos más grandes del 2016 (no pegó con la crítica y apenas dobló su presupuesto de producción), Passengers, del director de The Imitation Game, Mortem Tyldum, puede presumir ser un film nominado dos veces al Oscar.

Nadie va a discutir su candidatura en la categoría de Mejor Diseño de Producción o que el score compuesto por el catorce veces nominado Thomas Newman sea bueno, pero que haya tomado una plaza en la categoría de Mejor Banda Sonora por encima de Arrival es realmente imperdonable.


La segunda nominación de Michael Shannon

Las probabilidades de Nocturnal Animals, el nuevo drama de Tom Ford (A Single Man), de figurar entre las películas con más nominaciones en los Oscars eran mínimas, pero desde que Aaron Taylor-Johnson dio la sorpresa en los Golden Globes imponiéndose sobre el favorito, Mahershala Ali (Moonlight), en la categoría de Mejor Actor de Reparto en un Drama, cualquier cosa podía pasar. Y así fue cuando el inmensamente talentoso Michael Shannon obtuvo su segunda nominación (la primera se remonta al 2009 por Revolutionary Road) por su interpretación como un detective en la adaptación de Ford.


Mel Gibson nominado a Mejor Director por Hacksaw Ridge

Desde su proyección en el Festival Internacional de Venecia, Hacksaw Ridge se perfiló como la película que finalmente redimiría a Mel Gibson frente a la opinión pública.

Después de haber ganado el Oscar a Mejor Director y Mejor Película por Braveheart hace 22 años, Gibson volvió a la mira de la Academia por su sensacional trabajo detrás de cámaras en Hacksaw Ridge, drama bélico que cuenta la increíble historia de Desmond Doss, un médico de combate que se rehusó a portar armas y a matar en batalla.

Si algo probó la nominación de Gibson es que finalmente se ha redimido. Al menos ante los ojos de los miembros de la Academia.


Silence, ausente en casi todo

28 años tuvo que esperar el legendario Martin Scorsese para llevar al cine su adaptación de Silence del autor Shūsaku Endō, y la respuesta no pudo haber sido peor. Si bien Silence ha recibido mayormente buenas reseñas, el drama será recordado como uno de los peores fracasos comerciales de la ilustre carrera de Scorsese.

Extrañamente ausente de casi todas las premiaciones habidas y por haber, la única esperanza a la que se aferraba Silence para atraer más público era el Oscar, pero ni en eso le fue bien. La película sólo obtuvo una nominación (Passengers tiene dos) de la cual el director de foto mexicano Rodrigo Prieto es acreedor.


Amy Adams ignorada por Arrival

Si alguien merecía un Oscar más que Leonardo DiCaprio esa era la cinco veces nominada Amy Adams. Al igual que en 2013 con Her y American Hustle, Adams nos entregó este año dos de las mejores actuaciones de su carrera. La primera en Arrival de Denis Villeneuve y la segunda en Nocturnal Animals de Tom Ford.

En lo que es la ausencia más grande (y descarada) de estas nominaciones, la omisión de Adams tomó a todos por sorpresa, especialmente porque era evidente que fue ignorada a favor de la actriz fetiche de la Academia, Meryl Streep, quien con su candidatura por Florence Foster Jenkins ya acumula el récord con más nominaciones (o como diría Steve Martin, más derrotas) con 20 en total.