Críticas

Crítica: Eliminar amigo

Unfriended

Nos guste o no, el found footage, el subgénero fetiche de estudios, está aquí para quedarse. Tendremos que aprender a aceptarlo, lo cual no fuera necesariamente malo si existieran conceptos nuevos de cómo incorporar el formato a la narrativa. En otras palabras, crear una circunstancia creíble que nos permita entender por qué tal situación está siendo grabada mas allá de la inercia de sostener una cámara en el momento oportuno.

Eliminar amigo, del director Leo Gabriadze, es otro mediocre intento de exprimir dinero de las limitadas realidades de producción que exige el found footage. Sin embargo, su incapacidad de esquivar clichés o tener personajes más astutos la hacen toda una ejecución fallida que pudo haber tenido potencial.

Una noche, cinco amigos de secundaria, Blaire (Shelley Henning), Mitch (Moses Jacob Storm), Jess (Renne Olstead), Ken (Jacob Wysocki), y Adam (Will Peltz), comienzan un videochat grupal por Skype, donde una cuenta desconocida, ¨Billie227¨, se hace pasar por Laura Barns (Heather Sossaman), una antigua compañera suya que se suicidó, víctima de cyberbullying. La cuenta en cuestión se hace pasar por ella, asegurando que si quieren seguir con vida, deberán hacer lo que les diga.

Unfriended - Image 1

De entrada, Eliminar amigo es una película estúpida. No hay que darle vueltas al asunto. La idea que una presencia sobrenatural se manifieste en línea para asesinar personas es más que ridícula, y el guión de Nelson Greaves, consciente de ello, hace de cuentas que no hace falta que nuestros tontos colegiales indaguen sobre cómo un fantasma los está acosando por medio de Facebook y Skype. La película suelta una explicación muy vaga, pero es igual de floja que las actuaciones e igual de absurda que una entidad fantasma que no le gusta que la eliminen de un círculo social.

Relacionado:  Crítica: Tres anuncios por un crimen - Discurso contra el odio

Ahora, ridícula y todo, Eliminar amigo es más efectiva que su found footage promedio. Gabriadze se apropia de las limitaciones del subgénero y hace una película que por momentos logra ser interesante más allá de la falta de sustos que contenga, los cuales si bien son pocos, no son el típico cheap thrill que suelen verse en realizaciones como estas.

Unfriended

Ligeramente inspirada en dos casos de suicidios instigados por cyberbullying, el guión pretende hablar de las distintas formas de acoso virtual. Sin embargo, Eliminar amigo no puede evitar sentirse como algo que ya ha sido hecho hasta el cansancio por mejores cintas. Para citar una, Carrie. La película puede llegar a ser un verdadero desmán. Es difícil prestarle atención a los detalles de la historia cuando un personaje está hablando por Skype, chateando por Facebook, y escuchando música.

La película quiere sentirse lo más real que pueda, pero con personajes tan tontos, es difícil tomarla en serio, aun si se olvida que nuestros protagonistas están siendo acosados por un fantasma virtual. En vez de aceptar su estúpida naturaleza, Eliminar amigo prefiere huir de ella.

 5/10