La primera baja en la guerra del streaming.

Ni un año duró la plataforma de streaming pensada para smartphones, Quibi.

Luego de una tibia respuesta inicial muy por debajo de sus proyecciones iniciales, Quibi va a dejar de operar luego de seis meses, haciéndola la plataforma de streaming en quebrar más rápido. Así lo reportó el miércoles The Wallstreet Journal.

Aunque hubo un plan por intentar salvar la compañía, incluso si eso significaba ponerla en venta, Jeffrey Katzenberg, CEO, anunció que “agotaron” cada recurso imaginable sin éxito alguno.

“Sentimos que hemos agotado todas nuestras opciones”, dijo Katzenberg en un comunicado de prensa. “Como resultado hemos llegado a la difícil decisión de cesar nuestro negocio, regresar el dinero a nuestros accionistas y despedirnos de nuestros colegas con gracia”.

Quibi fue lanzada el 6 de abril como una alternativa al saturado mercado del video on demand. Además de haber ofrecido contenido diseñado para que sea visualizado en pantallas de teléfonos celulares, el gancho consistía en series con capítulos que no sobrepasaban los diez minutos y películas estructuradas en varias parte.

A pesar de sus módicos planes de $4,99 (con anuncios) y $7,99, la plataforma sólo atrajo 900,000 suscriptores, los cuales, según apunta The Verge, se vieron reducidos a un 10% (72,000) luego de los primeros tres meses de prueba gratuita.

Categories: Streaming