De la más decente hasta la mejor.

Con la corrección política de lleno en Hollywood, es difícil imaginar que algunas de las comedias que se estrenaron hacía unos quince o veinte años hayan podido tener lugar en alguna cartelera sin enfrentar la posibilidad de alguna “cancelación” en Twitter.

De hecho, no recuerdo cuándo fue la última vez que vi una buena comedia en una sala de cine. Y es que uno podría sostener que el género cómico es el que más se ha visto corroído por esa alineación a lo políticamente correcto.

Es por eso que he decidido hacer este extenso listado con las 35 mejores comedias estrenadas en los últimos 25 años. 

35. La propuesta

Directora: Anne Fletcher, 2009

La propuesta, estrenada en 2009, sigue a Sandra Bullock como Margaret Tate, la editora en jefe de una editorial que es detestada por sus colegas por su mal temperamento y su ética de trabajo. Para conservar su visa y evitar ser deportada a Canadá, obliga a su joven asistente, interpretado por Ryan Reynolds, a casarse con ella a cambio de un ascenso. Éste le propone visitar a sus padres en Alaska por un fin de semana, lo cual acerca inesperadamente a los recién casados. Y ya sabemos cómo acaba la historia.

La propuesta es una comedia descaradamente clicheada y directa. La historia no es novedosa en lo mas mínimo, pero son Bullock y Reynolds quienes hacen de ésta una comedia que si bien es predecible, se puede disfrutar un domingo por la tarde.


34. Amigos con beneficios 

Director: Will Gluck, 2011

Después de trabajar en un drama (La red social) y en una película de ciencia ficción (El precio del mañana), Justin Timberlake nos demuestra que es un actor tolerable en Amigos con beneficios, comedia que no vale ser confundida con su vulgar doppelgänger estrenado el mismo año, Amigos con derecho.

La historia sigue a dos veinteañeros en Nueva York (Timberlake y Mila Kunis) que, después de malas experiencias amorosas, acceden a tener relaciones sexuales sin compromiso. Como podrán imaginar, lo que comienza como una relación desinteresada termina convirtiéndose en algo serio. Otra vez, sabemos a dónde se dirige la historia, pero eso no le resta méritos a Gluck y compañía.


33. Noche de locura

Director: Patrick Brice, 2015

Se supone que las comedias sean graciosas, pero cuando logran ser incómodas es cuando realmente ponen al espectador en los zapatos de los personajes, y no hay nada peor que eso.

De Patrick Brice, director del found footage de bajo presupuesto, Creep, Noche de locura, selección oficial de Sundance 2015 y rodada con apenas $200,000, cuenta la historia de una pareja (Adam Scott de Parks and Recreation y Taylor Schilling de Orange Is the New Black) que intenta acomodarse a su nueva vida en Los Ángeles. Cuando conocen a otra pareja (presuntamente de swingers), ésta los invita a pasar una velada en su excéntrico hogar, donde, con el paso de las horas, las cosas se tornan gradualmente bizarras.

Relacionado:  Las 20 mejores películas del 2014


32. El amigo de mi hermana

Directora: Lynn Shelton, 2011

El amigo de mi hermana no es exactamente una comedia. De hecho, es una película pensada como un drama. Pero cuando tienes a alguien como Mark Duplass en el protagónico, las risas no están demás.

Este pequeño dramedy grabado con apenas $125,000 dólares sigue las vidas de tres personas que esperan resolver sus problemas aislándose en una remota cabaña. Jack (Duplass) aún no supera la muerte de su hermano, por lo que su mejor amiga, Iris (Emily Blunt), le sugiere permanecer por unos días en la cabaña de su padre. Allí Jack encuentra a Hannah (Rosemarie DeWitt), la hermana lesbiana de Iris que intenta recomponerse de la ruptura de su novia.

Cuando pienso en una verdadera comedia independiente, de trama sencilla, sensata y realista, con personajes queribles con los que se puede entablar una relación, El amigo de mi hermana es lo primero que me viene a la mente.


31. Bienvenidos a los 40 

Director: Judd Apatow, 2012

Juzgando por su filmografía, Judd Apatow ha madurado como cineasta. Al ver su segunda comedia estrenada en 2007, Ligeramente embarazada, y su spin-off estrenado cinco años más tarde, Bienvenidos a los 40, se puede notar que el director ha cambiado como persona, incluso si es a costa de la gracia de sus películas.

En esta suerte de secuela nos reecontramos con la pareja dispareja de casados (Paul Rudd y la esposa de Apatow, Leslie Mann) que conocimos en Ligeramente embarazada, y para poca sorpresa, las cosas no han cambiado del todo. Si en Ligeramente embarazada Apatow explora las complicaciones de la paternidad, aquí monta un fiel retrato, tal vez bastante personal, de lo que significa estar casado y sobre alcanzar la madurez durante la vida adulta.


30. Pasante de moda

Directora: Nancy Myers, 2015

La continuación espiritual de El diablo viste a la moda.

Nancy Myers vuelve a la carga con una comedia sobre personas mayores en Pasante de moda, película que nos muestra la faceta más dócil de un Robert De Niro que interpreta a un viudo, aburrido de su monótona existencia en el retiro, que decide salir de su zona de confort aplicando para una pasantía en una compañía de venta de ropa por Internet liderada por una joven emprendedora (Anne Hathaway) que tiene problemas balanceando el rápido ascenso de su marca con su vida personal.


29. Quémese después de leer

Directores: Hermanos Coen, 2008

Es difícil definir qué hace tan único al cine de los Hermanos Coen. Pero cuando pienso en la forma en la que cuentan sus historias, no se puede cuestionar el sinigual sentido del humor que ha hecho del dúo autor de no sólo las mejores comedias negras (con sus excepciones) de los últimos años, sino también las más pensativas. Sin embargo, en 2008 los hermanos rompieron su regla adentrándose puramente en territorio cómico con Quémese después de leer, co-protagonizada por un desinhibido Brad Pitt que interpreta a un tonto empleado de un gimnasio que planea hacer una fortuna chantajeando a un agente de la CIA tras encontrar un disco con información clasificada.

Relacionado:  Ranking de todas las películas de Marvel, ordenadas de la peor a la mejor


28. Escondidos en Brujas 

Director: Martin McDonagh, 2008

Si Estados Unidos tiene a los Coen, Irlanda tiene a los McDonagh.

John y Martin McDonagh jamás han hecho mancuerna como los Coen, pero por separado se han encargado de brindarle notoriedad al cine irlandés. Éste último se hizo de un nombre en el 2006 cuando dirigió el corto nominado al Oscar, Six Shooter. Dos años después se dio a conocer con su fantástica comedia negra, En brujas, la cual sigue a dos matones (el excepcional Colin Farrell y el actor fetiche de ambos hermanos, Brendan Gleeson) que después de un trabajo que sale mal deben aguardar instrucciones hasta nuevo aviso en Bruselas, la ciudad más aburrida del mundo.


27. ¿Sabes quién viene?

Director: Roman Polanski, 2011

Podrá estar bajo asilo político, pero eso no ha impedido que Roman Polanski haga cine. El director no ha trabajado en nada memorable desde hace algunos años, pero si hay una película que llamó la atención, no sólo por su reconocible reparto, esa fue ¿Sabes quién viene?

La película cuenta la historia de un grupo de padres (en una esquina, Jodie Foster y John C. Reilly y en la otra Kate Winslet y Christoph Waltz) que se reúnen una tarde para discutir “amenamente” una pelea entre sus hijos. Nótese las comillas.

El obvio cuestionamiento que plantea esta adaptación es quiénes son verdaderamente los niños. Pero más allá de lo obvio, ¿Sabes quién viene? es una de las películas más fieles, espacialmente hablando, a una obra de teatro que se han visto. La dimension del departamento donde florece la inmadurez de los padres es tan reducida que se asemeja mucho a la de un escenario.


26. Relatos Salvajes

Director: Damián Szifron, 2015

Técnicamente una antalogía comprendida por un prólogo y cinco historias que no guardan relación entre sí, esta joya del cine argentino dirigida por Damián Szifron expone cómo todos, sin importar la condición social, estamos propensos a perder el control. Y de formas escandalosamente graciosas.

Siguiente página »

Tags:
Categories: Listas