Las 5 Películas Más Decepcionantes del 2014

Interstellar

Algunas personas parecen no comprender la enorme diferencia entre una película decepcionante y una película ¨mala¨. Detesto usar esa palabra. ¨Mala¨. Siempre me ha parecido que denota escasez argumentativa a la hora de que una persona exprese su desagrado hacia una película, pero aun así, es la manera más sencilla de dar nuestra desaprobación hacia lo que acabamos de ver.

Nuestros listados de las mejores y, peores películas, se publicarán en el 2015. Lo más probable es que el artículo de las ¨peores¨ sea publicado durante la primera semana de Enero, ya que el único film que me resta por ver y que seguramente tendrá un lugar ente las diez, es ‘Ouija’, pero no estoy seguro si esperar hasta el final del próximo mes para hacerlo. Mientras tanto, a continuación les hablaremos de las cinco películas que consideramos fueron las más decepcionantes del año, ya sea por quién estaba a cargo de la dirección o porque simplemente no le hizo justicia a la expectativa.

Mención Deshonorable:

Interstellar, Christopher Nolan

Interstellar

Con el tema a tratar, y con un director como Christopher Nolan, ‘Interstellar’, desestimada públicamente vía Twitter por el astrofísico Neil deGrasse Tyson, fue una abrumadora (y ambiciosa) experiencia de casi tres horas de duración. Es admirable lo que Interstellar pretende, pero con dos escritores como Nolan, y su hermano Jonathan, no nos esperábamos un diálogo que por momentos fue tan cursi y poético que era complicado creer su espontaneidad.

Inspirada por ‘2001: A Space Odissey’, de la cual Nolan tomó algunos elementos prestados, Interstellar se quedó corta a la expectativa. Claro que visualmente es una realización deslumbrante, y su ambición conmociona, pero el 73% que sostiene en Rotten Tomatoes es la prueba de la polarizada recepción de la película, la peor recibida de Nolan por la crítica.


5. Godzilla, Gareth Edwards

Godzilla

La principal queja de algunas personas de la nueva reimaginación de ‘Godzilla’ del canadiense Gareth Edwards fue lo poco que apareció durante 123 minutos de película. Algunas películas no necesitan ser explícitas para ser efectivas, tales son los casos de films como ‘The Blair Witch Project’‘Alien’, y ‘Jaws’, que por cuestiones creativas o presupuestarias, no tuvieron la necesidad de mostrarle a la audiencia el antagonista de la película para sembrar terror.

Evidentemente, la decisión de limitar la presencia de Godzilla en su propia película fue creativa, ya que con un presupuesto de $160 millones de dólares, es imposible pensar que no pudieron estar en posibilidades de hacerlo. Ahora, podrá ser discutida la efectividad de la decisión, pero Godzilla no está en esta lista por lo mucho o poco que apareció el personaje, sino porque fue algo radicalmente distinto a lo que vimos en el trailer.

Lo que parecía una película oscura y una representación madura del icónico reptil radioactivo, terminó siendo entretenimiento amigable para toda la familia.


4. Noah, Darren Aronofsky

Noah

Para un director siempre va a ser un dilema permanecer en la escena independiente o moverse a Hollywood y ceder control creativo a productores y ejecutivos de estudios. Había una específica razón por la cual la filmografía de Darren Aranofsky permaneció impecable durante muchos años: mantenerse alejado de estudios grandes, y en su primera transición al mundo hollywoodense al mando de su primer blockbuster, el drama bíblico ‘Noah’, el resultado fue simplemente decepcionante.

Aronofsky es uno de los grandes cineastas americanos trabajando hoy en día, y sus realizaciones como ‘Pi’ (grabada con tan solo $60,000 dólares) y ‘The Wrestler’ lo demuestran, pero Noah es resultado de una mezcla de intereses por intentar agradar y no ofender a grupos religiosos que, a fin de cuentas, terminaron por hacerlo.


3. The Monuments Men, George Clooney

The Monuments Men

Recuerdo cuando el estreno de ‘The Monuments Men’, la quinta película dirigida por George Clooney, había sido aplazado de Diciembre del 2013 a Febrero 2014, algunos se lamentaron porque no podría ser seleccionada para la temporada de premios. Con un impresionante elenco conformado por los nombres de Matt Damon, Cate Blanchett, Bill Murray, John Goodman, el propio Clooney, y más, y el tema que la película estudia (la preservación de obras históricas en peligro de ser incineradas por el destructivo paso de los Nazi), The Monuments Men  fue increíblemente desalentadora.

La película zigzaguea entre momentos dramáticos y humorísticos, y me parece que no estaré equivocado al definiría como una realización bipolar que busca constantemente cambiar el estado de animo del espectador al preguntarnos cosas como: ¨¿se suponía que tenía que reírme?¨.


2. Annabelle, John R. Leonetti

Annabelle

‘Annabelle’ es la única película de esta lista que verdaderamente llegué a odiar, y solo consta aquí por la relación que mantiene con la mejor película de terror estrenada el año pasado: ‘The Conjuring’, y vamos a aclarar las cosas. The Conjuring no es la quinta maravilla del mundo. A partir del tercer acto se transforma en la típica película de posesión que ya hemos visto una y otra vez, pero aun con todas estas imperfecciones, The Conjuring es una de las propuestas más solidas que el genero ha ofrecido en los últimos años, y ver a Annabelle, que cuenta con el director de fotografía de confianza de James Wan, John R. Leonetti, fracasar de la manera que lo hizo, es triste, especialmente porque estamos hablando de una película que le hubiese podido dar origen a futuras continuaciones, y aunque no me sorprendería si New Line Cinema aprueba una secuela, sólo asistiría a verla esperando que sea un desastre, como lo hice con Annabelle.


1. The Hunger Games: Mockingjay – Part 1, Francis Lawrence

The Hunger Games Mockingjay - Part 1

Cuando leemos un libro, lo primero que queremos hacer es saltar la introducción y sumergirnos en el primer capítulo, pero muchas veces, terminamos repasando la introducción por costumbre o porque estamos seguros que queremos leer unas palabras del autor de la novela antes de entrar en su imaginación.

Imaginen a ‘The Hunger Games: Mockingjay – Part 1’ como un libro con una introducción de 200 páginas. Estoy seguro que nadie leería una introducción tan larga, y si las personas supieran de antemano que Mockingjay es un preludio innecesario de dos horas de duración, no asistirían a verla y esperarían pacientemente hasta ver como la franquicia llega a su fin con la segunda parte, a estrenarse el próximo año.

Lo que más me molestó de la película es como juegan con el espectador. En algunos trayectos podrán notar guiños sobre lo que habrá en la segunda parte, como las nuevas armas de Katniss y Finick, y no en lo que estamos viendo en el momento, lo cual se reduce a una misera escena de acción de diez segundos que de paso ha sido usada en todos los trailers.

Inicio / « Pagina Anterior